Analía Dilascio: “Me encanta trabajar para el sindicato”

0
40

(7/9/20) “Hace ya 21 años y medio que estoy en SMATA. Empecé en diciembre de 1997. En julio de ese año me había quedado sin trabajo, ya que estaba en otro sindicato (Metalúrgicos) y por reducción de personal -como era la más nueva- quedé afuera. Yo trabajaba en Necochea casi Pringles y a la vuelta estaban haciendo el módulo de SMATA y entonces se me ocurrió que podían necesitar personal, así que me presenté en la sede (Alsina 2631) con mi currículum, por si en algún momento necesitaban una secretaria. Eso fue en septiembre y en diciembre me llamaron” comenzó contando Analía Dilascio, secretaria del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, que el viernes 4 de septiembre festejó el Día de la Secretaria.

Además de secretaria, donde cumple funciones en el sector de obra social del SMATA, Analía también es psicopedagoga. “Así es, ya que tengo otro trabajo y por ese motivo estoy mediodía en SMATA. Doy clases en escuelas de psicología, filosofía, proyectos, pero como amo las dos cosas, sigo. Por eso estoy en la obra social y me encanta dar clases, y trato de ubicarme entre los dos trabajos” explicó Analía, quien junto con su esposo Gabriel Noms (ingeniero electromecánico; tiene una empresa de mantenimiento) son padres de tres hijos: Delfina (20, cursa tercer año en la Facultad de Medicina), Ignacio (17, estudia el secundario) y Eugenia (12, primer año de secundario), “y ahora están todos en cuarentena trabajando online desde casa”, contó.

“A mi me encanta trabajar para el sindicato y para la obra social; para mí es gratificante, y ha sido un recorrido en el que he transitado por diferentes etapas. En un momento de crisis tuvimos la obra social cortada, pero eso fue hace mucho. Siempre se trata de ayudar a los afiliados y ahora estamos atravesando -más allá de la pandemia y todo esto que sufrimos como sociedad- otra nueva etapa y la obra social está respondiendo muy bien, con todos los servicios cubiertos. Me encanta lo que hago y trato de dar lo mejor de mí en todo momento” siguió diciendo Analía, quien tiene un especial recordatorio para Liliana González, “quien fue mi compañera de trabajo durante muchos años en SMATA”.

“¿La relación con los dirigentes?, siempre es buena. Se parte de la voluntad y de la personalidad de cada uno. La relación ha sido siempre buena porque se puede hablar, dialogar, se trabaja en equipo, tratamos de resolver los problemas juntos. Y en cuanto a los humores, una ya conoce cómo son cada uno, cómo entran a la sede cada día, así que hay que ver qué se dice, cómo se dice y cuándo también” señaló, en una entrevista que fue compartida con Solange Rivarola, para la FM98 Pop.

“Una pasa mucho tiempo en el trabajo y la relación con los afiliados también es buena. De hecho, muchos me llamaron para saludarme por el Día de la Secretaria, y es lindo que me tengan en cuenta” agregó, para destacar que “por supuesto, en este día los dirigentes de SMATA (Claudio Molina, secretario general; Javier Ayala, secretario adjunto, y Jorge Luis Laffite, administrativo) “trajeron facturas para compartir con el mate. Eso sí, cada uno con su mate, hay que cuidarse”, dijo.

“En la pandemia el trabajo en sí no ha cambiado; sí lo que cambió es el contacto con los afiliados, que no es estrecho ya que trabajamos con la puerta cerrada, pero los atendemos a todos por supuesto. También enviamos y recibimos muchos mails; antes venía más la gente a la sede, pero ahora cada uno se cuida y debemos cuidarnos. En lo que es obra social, seguimos trabajando igual en este momento, y durante el año vemos si hay algún conflicto, o un traslado, o hay que hacer algo rápido para resolver, pero después tenemos los tiempos establecidos de lo que es facturación, reintegros, todo lo que se hace en una obra social y cada mes es casi lo mismo” terminó diciendo Analía Dilascio.

Compartir

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.