Claudio Molina: “La actividad está complicada, pero tenemos esperanza”

0
148

(25/2/20) Así lo evaluó Claudio Molina, Secretario General del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, Seccional Olavarría, quien dialogó con LU32 en el marco del Día del Mecánico. Describió que en los últimos 4 años se perdieron 160 puestos de trabajo, incluyendo las ciudades de Bolívar, Saladillo, 25 de Mayo donde el Sindicato olavarriense tiene sus delegaciones.

Cerraron 40 empresas, sobre todo talleristas. De todos modos, consideró que se presenta un panorama esperanzador, ya que se venían enviando a central los datos de bajas y desde diciembre eso ya no sucede. El objetivo es sostener los puestos de trabajo y ver cómo generar nuevos. En ese sentido, recordó que el gremio presentó al gobierno el Proyecto 2030 para sostener la industria nacional. Estas fueron sus declaraciones:

“En primer lugar, un saludo muy grande para todos los trabajadores y trabajadoras en su día. Por supuesto que en el rubro de la mecánica hay mujeres, que están en las concesionarias, inclusive cumpliendo la función de mecánicas, así como administrativas y vendedoras de automóviles que entran en nuestra rama de ACARA. También desde la organización trabajamos mucho en la inclusión de la mujer, que es fundamental, y lo venimos haciendo desde hace tiempo” comenzó diciendo Claudio Molina.

“Hoy la actividad esta complicada. Venimos de cuatro años muy difíciles. Se está trabajando a un 35 por ciento y no es fácil darse cuenta desde afuera cuando hay que ajustarse internamente, se nota en las cuentas, en los gastos que se tienen cada día, en los chicos cuando van al colegio y entonces se deja para lo último las reparaciones de un auto o no deciden cambiarlo. Esto queda lejano y termina perjudicando a nuestro rubro. Inclusive se ha vendido el vehículo para poder comer. Somos una de las actividades donde somos los primeros en caer y los últimos en levantarnos” agregó el secretario general mecánico.

¿Los puestos de trabajo?. Hace dos años que venimos con trabajadores en situación complicada, acá en Olavarría y a nivel nacional. En los últimos cuatro años, en nuestra Seccional, perdimos 160 trabajadores así como en las tres delegaciones: 25 de Mayo, Bolívar y Saladillo. Y el cierre de 40 empresas, por lo que vemos en este Día del Mecánico que es distinto respecto de otros años, ya que este momento es más esperanzador y ya pasamos por diciembre, enero y febrero que son de caída normal, pero tenemos esperanzas y mucha fe para que desde el próximo mes comience a reactivarse porque el sector lo está necesitando muchísimo. Y con la nueva comisión ejecutiva que asumiremos el 15 de marzo –ya que las elecciones ya se hicieron en septiembre- tenemos el objetivo de trabajar para recuperar a esos afiliados, que son los que están en el subsuelo, son los desempleados, para que puedan volver a tener sus puestos laborales. Necesitan empuje desde el Ministerio de Trabajo, que nos tiene expectantes porque no sabemos cuál va a ser la continuidad, si va el mismo personal o si se va a designar a nueva persona al frente de la Delegación Regional. Esa es una herramienta esencial para el sindicalismo, porque cuando hay audiencias y hay diferencias con el empresario, vemos que necesitamos al Ministerio. O cuando se hacen campañas para el blanqueo de trabajadores que están en negro, por lo que estamos expectantes con ese tema a ver si sigue una misma línea política o se pronuncia a otro referente. Hay definiciones políticas pendientes y como sindicato es esencial estar atentos  a los movimientos políticos, para que reaccionemos en consecuencia”, sostuvo Molina.

“Respecto de los 160 puestos perdidos y las 40 empresas cerradas, en todo lo que es concesionaria y marca oficial, se han sostenido en el tiempo porque tuvieron buenos años anteriores a estos últimos cuatro años, con mucha venta y buena espalda económica para aguantar esos coletazos. Se sostuvieron las persianas abiertas en meses sin vender vehículos. Los que han caído y cerraron sus puertas son los talleristas. Donde la gente ajusta para adentro, en su casa, y opta por no usar el auto o no arreglarlo, lo sentimos en el sector. La realidad nuestra son los talleres mecánicos. Y concesionarias no oficiales, como reventa de usados o multimarcas, es un rubro que se perjudica. Todos se han tenido que ajustar por lo que los trabajadores han tenido que recibir la indemnización y quedar desempleados. Olavarría es una ciudad con mucho desarrollo industrial, pero Bolívar o 25 de Mayo no, y esa persona que queda sin trabajo en esas ciudades no tiene otro rubro inclusive para incorporarse, entonces debe emigrar a otra ciudad, y son trabajadores con mucha antigüedad”, explicó el dirigente sindical olavarriense.

“Se vienen nuevos tiempos esperanzadores. La expectativa la tenemos; entendemos que hay que trabajar en proyectos políticos para presentar. SMATA es una de las primeras organizaciones sindicales que se movió para armar y presentar el Proyecto 2030, porque es la única manera de sostener a la industrial nacional, para que se sostenga en el tiempo. Hablo de puestos de trabajo. Cuando hay cambios políticos, los que se perjudican son los trabajadores. Presentamos este proyecto que habla de muchas cuestiones, como desarrollo industrial fundamentalmente en lo nacional, que se bajen los impuestos ya que tenemos un 45 ó 50 por ciento de impuestos cuando se compra un vehículo, y eso es inaccesible para un trabajador. También se habla de desaguace, y no sólo para Buenos Aires o el conurbano, sino en ciudades como la nuestra donde tenemos instalaciones preparadas para que se instalen empresas y se pueda llevar a cabo este proyecto. Así se benefician las localidades aledañas también. Lo vemos esperanzador, por supuesto, porque de mandar bajas de trabajadores desde diciembre a la fecha, eso ya no sucede y hoy queremos sostener los puestos de trabajos y ver cómo traccionamos con los empresarios y las políticas, para encauzar todo esto y ver de qué manera se generan más puestos de trabajo. Creo que una de las decisiones del gobierno para poner un torniquete y defender al trabajador es la doble indemnización. Ahora tenemos que ganar tiempo ya que eso permite a la organización sindical poder articular, y lo vemos esperanzador porque hablamos también de lo social, de la obra social (que las sindicales están sufriendo problemas, con vademecun restringido inclusive) y esto suma beneficios. Parece que se encauza la situación y vemos que el consumo interno mejora en la costa atlántica, y ese dinero que queda allá puede iniciar un desarrollo de la industria. Hay que esperar un poco más. Somos conscientes de que venimos de varios años con cesantías, con 10 mil puestos perdidos a nivel nacional, y hay muchos en riesgo, pero si no se reactiva el camino de esos trabajadores es la calle” sentenció Claudio Molina.

“Nuestra sede está ubicada en Alsina 2631, pero a la nueva sede (aún faltan detalles con la escritura y otros trámites menores) esperamos trasladarnos este año. Ya pasó la feria judicial, y creo que a mitad de año nos trasladaremos a la sede de la calle Dorrego, entre 9 de Julio y Avenida Pringles, donde también tendremos un desafío grande, ya que allí funcionará la sede gremial y todo lo relacionado con la obra social con consultorios propios para práctica más comunes como odontología, pediatría, ginecología, entre otras. Si todo marcha bien lo vamos a concretar. Todo está ya acondicionado, tenemos todo, así que con un poco de viento a favor y gestión por habilitaciones, etc., estará listo para mudarnos. Una compañera médica estará a cargo del módulo. No hemos anunciado nada porque falta un tiempito todavía, pero ni bien tengamos todo listo nos mudaremos a la nueva sede” terminó diciendo el secretario general de SMATA Olavarría, Claudio Molina.

Compartir

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.