Tres dirigentes, en la presentación del Plan Estratégico 2030

0
189

(20/12/19) Tres dirigentes de SMATA Olavarría (su secretario general Claudio Molina, el secretario gremial Daniel González y el administrativo Jorge Lafitte) estuvieron presentes el martes 17 de diciembre en Capital Federal donde el gremio mecánico consensuó con patronales, trabajadores y otros gremios, ya que la industria automotriz le presentó al presidente Alberto Fernández un acuerdo al respecto. El conductor a nivel nacional de los mecánicos, Ricardo Pignanelli, le detalló el plan para el sector, que incluye un proyecto de ley que proteja la industria.

Es que Alberto Fernández presentó esta necesidad como uno de los ejes de su gobierno ante la caída de rentabilidad de las empresas, la pérdida de puestos de trabajo y, por supuesto, la licuación del salario de los trabajadores. La industria automotriz argentina no fue la excepción a la crisis. Así, el sindicato que conduce Ricardo Pignanelli llevó adelante un programa que bien podría considerarse como el primer pacto social que se conocerá como el Plan Estratégico 2030 consensuado con las organizaciones patronales e incluso los otros gremios que participan de la actividad.

“Este pacto social es un acuerdo realizado actividad por actividad, donde nos pusimos de acuerdo trabajadores, a través de sus sindicatos, empresas y el Estado” aseguró Pignanelli, quien presentó el mismo ayer por la mañana en la sede de su gremio en Capital Federal, acompañado por los secretarios generales y demás dirigentes de SMATA del interior del país, entre los que se encontraban los tres olavarrienses.

Es que a principios de este año la situación de la industria automotriz evidenciaba una crisis muy marcada, con despidos y caída en la producción de las fábricas de autos y camionetas que tiene la Argentina. A modo de ejemplo, en 2011, el año récord en producción de vehículos, se produjeron unas 845 mil unidades. En la actualidad esa cifra no supera las 315 mil unidades y lo único que creció, según datos provistos por SMATA, es la capacidad ociosa de las plantas automotrices que llegó al 75 por ciento.

Esto es lo que llevó a que Pignanelli impulsara el desarrollo de este pacto que presentó ayer al presidente Fernández en el salón de actos del SMATA donde le expresarán el nivel de acuerdo alcanzado y propondrán la necesidad de elaborar una ley que proteja la industria automotriz teniendo en cuenta que la Argentina es uno de los 19 países que fabrican autos en el mundo. “Nuestro compromiso es sumar a esa reconstrucción desde el aporte de ideas, como lo es este Plan Estratégico 2030 que presentamos”, aseguró Mario “Paco” Manrique, secretario adjunto del SMATA.

Compartir

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.