Luciano Violante, un mecánico premiado por su conocimiento

0
429

(9/12/19) Luciano Agustín Violante (28 años). Azuleño de nacimiento, pero olavarriense por adopción, ya que vive en nuestra ciudad hace seis años y medio. Trabaja en la concesionaria Catriel Mapu, de Toyota (inclusive es delegado gremial de SMATA Olavarría). “Estuve tres años y medio en Azul trabajando en la agencia Toyota y después pedí el pase para acá, fundamentalmente porque me puse en pareja” comenzó contando como presentación, pero tenía algo muy importante que contar: “Hace veinte días nos convocaron a doce técnicos masters, que es el escalón más alto al que se puede llegar haciendo todos los cursos en la marca. Lleva años, pero se logra, y es el que tiene conocimientos técnicos en general. Fuimos convocados en base a un sistema de puntuación de esos cursos, como por ejemplo de diagnóstico de fallas”, contó respecto de este gran logro, por lo que noviembre de 2019 será un mes difícil de olvidar para “Lucho”.

Luciano, junto con las autoridades de Toyota Argentina.

“Estuvimos en la planta de Toyota Argentina Zárate para hacer una preselección ya que de ahí quedaban cinco para la final, que era una competencia de habilidades. Quedé entre los cinco y el lunes pasado nos convocaron nuevamente para hacer algo similar para hacer dos exámenes: el primero teórico, el martes, donde respondimos preguntas sobre mecánica, cómo usar el manual de reparación, cómo medir un cilindro o un pistón; eran cosas básicas que se supone que tenemos que conocer” siguió diciendo Luciano.

“El jueves fue el evento principal, con mucha gente presente, fundamentalmente dueños y gerentes de concesionarias y funcionarios de la fábrica. Teníamos un vehículo cada uno, un Toyota Yaris, y participamos de una presentación muy interesante, con locutor y pantalla gigante inclusive, y teníamos 70 minutos para resolver tres fallas en el vehículo” agregó.

Los cinco mecánicos que participaron en la ronda final de la capacitación Toyota.

“Dentro de esas tres fallas teníamos el tiempo dividido: 30 minutos para detectar la primera, 15 para las dos restantes, y 10 para resolver un tablero eléctrico. Había un juez que controlaba y daba el puntaje. No se evaluaba solamente el resultado sino el procedimiento realizado para llegar a la falla, ya que se valora más eso que encontrar una falla de casualidad. Eso refleja el conocimiento y cómo se trabaja, más allá de que en este examen eran fallas generadas a propósito. Pasaron los 70 minutos y nos llevaron a una sala de convenciones donde se anunciaban los ganadores de las seis categorías, ya que nosotros éramos técnicos y también había vendedores, por ejemplo” explicó respecto de esta gran experiencia personal y profesional.

Luciano Violante, en lo más alto del podio. Muy merecido.

“Son premios individuales. Fuimos los últimos, y por suerte me quedé con el primer puesto. Me sorprendí muchísimo. Cuando anunciaron al tercero y al segundo, que yo vi que sabían mucho y consideraba que eran los más capaces, quedé muy confiado en que podía ganarlo. Dije “es mío”. Dijeron mi nombre y fue increíble, tenía mucha ansiedad. ¿En qué pensé?, en todos los que están cerca mío. Hace muchos años que estoy en este camino. La empresa me ayudó, la familia también, mis compañeros, los dirigentes de SMATA, los compañeros del skill (concurso de habilidad). Cuando volví a Olavarría tuve que responder infinidad de mensajes. Fue algo increíble, realmente”, terminó diciendo Luciano Violante, un excelente mecánico olavarriense que se consagró a nivel nacional. Olavarría/Azul quedaron en lo más alto del podio.

Compartir

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.