Cidegas: los trabajadores quieren recuperar la fábrica

0
330

(26/3/18) La intención de los trabajadores es reactivar la fábrica, pero tienen fuertes trabas impositivas. A su vez carga con deudas muy importantes pero aseguran que hay inversores con ganas de invertir y de ponerla nuevamente en marcha. Dicen que tienen la materia prima para producir pero tendrían trabas para comercializar los productos. Salarios caídos y deudas son parte de la situación que hoy atraviesa la firma. Cidegas sigue con problemas pero con algunas esperanzas. Claudio Molina (Smata) dijo que se les cayó el CUIT y que necesitan levantarlo.

La empresa Cidegas se debate entre la agonía y la reinvención. Los trabajadores están haciendo esfuerzos sobrehumanos para poder preservar esa fuente de trabajo que emplea hoy unos treinta empleados.

Según el titular de Smata, Claudio Molina, la firma carga con una deuda de 4 millones de pesos pero tiene un pasivo general de unos “50 millones de dólares”, que, como apuntó Molina, la empresa no está en condiciones de afrontar” dijo en el programa radial “Un Cacho de mañana”, por FM 98 POP.

La voluntad de trabajar y continuar fabricando tubos para gas está, pero la traba estaría fundamentalmente en que “se cayó el CUIT” y habría que recuperarlo para poder operar. La idea fue la de ponerla en marcha a corto plazo pero luego todo se complicó. Hoy por hoy el paro sigue vigente, aunque no se entiende muy bien por qué esta medida de fuerza ya que la empresa está parada.

Añadió que en este momento “se está en el proceso de transferencia de acciones a nombre de Mauro Catalano”, quien se desempeñaba como gerente y luego erigido en presidente de la empresa. Lo cierto es que hasta que no recuperen el número de Cuit, no van a poder comenzar a trabajar para luego comercializar el producto. En eso están pero piden ayuda política para conseguirlo.

Proceso complicado

Existió una fecha estimativa para poner en funcionamiento la planta pero el obstáculo del Cuit fue lo que trabó todo. “Hoy no vemos que podamos arrancar si no tenemos el Cuit. Aquí no se sabía nada de todo esto. Nos encontramos con cartas documento de Afip que no fueron respondidas, audiencias a las que no fueron y planes de regularización que no se cumplieron”.

A la par, dijo que “también se cayeron los cuatro subsidios que estaba pagando la Municipalidad por 5.000 pesos cada familia”, pero el Municipio respondió que el gremio no se acercó para prorrogarlos. Señaló que “nos queda algo de materia prima, pero tenemos salarios caídos desde enero, febrero y la primer quincena de marzo”, aunque la deuda que tiene la empresa es de 4 millones de pesos.

Apuntó que “los inversores no tienen hoy garantía de recupero de ese dinero” y si bien no precisó quienes eran, dijo que “algunos son de acá y otros de Buenos Aires. Pero no conocemos los nombres y no tenemos ninguna idea de cómo está conformada la sociedad, aunque a Catalano se lo ve muy armadito”, subrayó en diálogo con “Un Cacho de mañana”, por FM 98 POP.

El tema es que, según dijo, “si levantamos lo de la Afip, mañana ya estamos trabajando. Hace casi un mes que se cayó el Cuit, la firma tenía domicilio en Buenos Aires y se la trajo para Olavarría”. Habló de un pasivo de “50 millones de dólares y ese valor no lo tiene la empresa”.

Dijo además que están en condiciones de fabricar 1.800 cilindros para cubrir los gastos pero que la gente que tiene ganas de poner dinero quieren que se les levante el Cuit. “Eso es lo que nos dicen y uno debe creer. Catalano tiene respuesta para todo y a uno no le queda otra alternativa que seguir adelante. Entonces, si podemos conseguir destrabar el Cuit. Ahí podríamos ver si es verdad lo que están prometiendo”.

Consideró que “el problema es que no dieron la cara cuando los llamaba la Afip”. Agregó que si bien están de paro, “arrancamos esta semana para poner una linda fachada y hacer funcionar las máquinas”. El paro en una fábrica parada no tendría sentido, pero Molina dijo que esto mismo se le había planteado a Catalano pero él nos dijo que para comenzar a trabajar se debe levantar el Cuit. Necesitamos que alguien pueda acelerar este proceso”, dijo aludiendo al ala política.

La situación, entonces, es muy compleja. En tanto, como dijo Molina, los checos que eran propietarios de la empresa “se borraron y dejaron a una firma con deudas y sin Cuit. “Estamos hablando de querer producir y ponerle el hombro a la empresa pero necesitamos una moratoria que nos permita hacerlo y cumplir con las obligaciones”. Mientras tanto, hay treinta trabajadores sin empleo, sin sueldos y valiéndose de colectas solidarias y “changuitas” para poder sobrevivir.

(Nota publicada en Diario EL POPULAR, el sábado 24 de marzo de 2018).

 

Compartir

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.