Cidegas: “Sinceramente nos sentimos muy solos, nadie da una mano”

218

(9/2/18) Claudio Molina, de Smata, confirmó que hubo autorización para producir con un sobrante de materia prima. Eso permitió pagar salarios que se adeudaban desde octubre. Pero ahora, no se sabe qué pasará: “No nos queda nada para producir. Queda la maquinaria y una empresa totalmente vacía”. Continúan recolectando donaciones y “tocando timbres” para obtener respuestas. Llevan más de 130 días de paro y no hay respuestas en torno al futuro.

Tras 130 días de idas y vueltas, pareciera que la situación de Cidegas tiene pocas de cal y varias de arena. Hubo algunas cuestiones positivas, dado que pudieron producir un restante de materia prima que quedaba en la empresa y con eso fueron recuperando los salarios adeudados desde octubre. Pero las malas parecen ganar terreno: no hay más para producir, la empresa está vacía, no hay respuesta y el tiempo corre. Una real incertidumbre viven los trabajadores por estas horas.tn_IMG_20171222_174008

Así lo reflejó el referente local del gremio de Smata, Claudio Molina, al programa radial “Mejor de Mañana” que se emite por 98 Pop. De hecho, en un primer balance, el sindicalista dejó en claro la situación: “en Cidegas viene todo muy complicado todavía. Lo concreto que se puede decir es que ente los trabajadores y el sindicato seguimos cuidándonos entre nosotros, venimos desde hace 130 días de paro. La situación es cada vez más preocupante ante la ausencia de este grupo inversor que no apareció nunca”, dijo.

Entre las tantas gestiones realizadas, “nos hemos puesto en contacto con la única persona que tiene relación con la firma, que es Mauro Catalano, el presidente”. Con él “hemos venido trabajando y dialogando en conjunto para poder por lo menos buscar alternativas para paliar la situación”.tn_IMG_20171222_174326

De hecho, entre estos diálogos y gestiones, apareció una solución para, como mínimo, ponerse al día con los salarios atrasados de hasta tres meses: “el año pasado, antes de las fiestas, pudimos sacar una materia prima que quedaba ahí adentro. Con eso que se pudo producir y vender, se pagaron los salarios de octubre y noviembre, quedando a la fecha pendiente de pago tanto diciembre como el aguinaldo. Nos quedaba otro restito más, que pudimos producir la semana pasada, e inclusive hoy (por ayer) estarían cobrando mes de diciembre y aguinaldo” ratificó Molina.

Cómo sigue

tn_IMG_20171222_174126Si bien el pago de salarios fue una muy buena noticia, preocupa el futuro: “la situación es muy compleja todavía porque no hay nada concreto sobre el destino o la continuidad de la empresa Cidegas acá en Olavarría”. No obstante, dijo el gremialista, “no dejamos de caminar, no dejamos de tocar timbres. Y lo importante es que estamos muy unidos con los compañeros trabajadores de la firma. Casi todas las semanas, o semana de por medio, estamos reuniéndonos para darnos informaciones, actualizándonos. Y tocando timbre para tratar de hacer algo, que alguien se haga cargo de esta situación que se nos escapa a nosotros, y que es directamente una responsabilidad del sector empresarial”.

Y, quizás, la gran pregunta, es qué pasará si “nadie da la cara” por parte de la empresa. Los empleados, ¿pueden hacerse cargo? El propio Molina intenta responder, casi sin éxito, esta pregunta. “Lo último que nos quedaba (materia prima) era esto. No nos queda nada para producir. Queda la maquinaria y una empresa totalmente vacía. Sin ruido de máquinas, sin trabajadores produciendo. Es la pregunta que nos hacemos todos los días desde hace 130 días que llevamos de paro. A ver cómo hacemos para seguir. Es compleja la situación, pero vamos a seguir hasta el final, respaldándolos como se merece, es nuestra obligación como dirigentes sindicales. Pero hemos asumido un compromiso grande, por eso nos votaron, y hoy se lo podemos devolver de esta manera”.

Y en este punto, mostró la cara más cruel de toda esta situación. “Sinceramente nos sentimos muy solos. Nadie da una mano. Solamente la gente. Otras entidades sindicales que nos hacen donaciones de alimentos, para que compañeros se lleven una bolsa aunque sea. Eso nos deja tranquilos, porque sabemos que al menos están comiendo en su grupo familiar. Pero es una situación desesperante”. Agregó, de hecho, que tampoco saben “hasta cuando vamos a poder aguantar. Creo que parte de la estrategia de este grupo inversor, y parte de la política de este gobierno es buscar que nos cansemos”.

“No hay trabajo”

tn_IMG_20171222_174156Ante la consulta acerca de si se mantienen los trabajadores iniciales en la protesta o alguno consiguió trabajo, la respuesta fue contundente: “no es un capricho que queremos estar trabajando ahí, nada por el estilo. Todos los compañeros están repartiendo currículums por todos lados. No hay trabajo. Ese es el gran problema. Nadie es masoquista ni quiere seguir pasando por esta situación, y poner en riesgo el sustento de su familia. No hay trabajo”.

En cifras, “de los 40, solo 4 consiguieron. El resto está igual, son 26 operarios sindicalizados. Entre las ayudas que nos damos entre nosotros y alguna changuita…se vive. Es muy complicada la situación” insistió Molina.

tn_IMG_20171222_174223De hecho, y tras realizar cálculos, si se volviera a producir, “con la demanda del mercado que hay, creo que estamos en el punto de equilibrio en el que se puede mantener a los trabajadores y la empresa salir hecha”. Pero, “lo único que juega es el pasivo que ha acumulado esta empresa en base a la despreocupación y desinterés de este grupo inversor que acumuló deuda y es el gran problema actual. Son 40 millones de pesos. Pero si alguien se hiciera cargo independientemente de nosotros que nos hacemos cargo de los compañeros”.

Para finalizar, el sindicalista recordó que continúa recolectando donaciones en la sede de Smata, ubicada en Alsina 2631. “Eso es lo bueno que se ve, Olavarría es muy solidaria. Se ha puesto en el lugar de los trabajadores y acompañan” finalizó. (FOTOS: DE LA ULTIMA REUNION CELEBRADA CON LOS COMPAÑEROS DE CIDEGAS EN NUESTRA SEDE SINDICAL)

(Nota publicada en Diario EL POPULAR, el sábado 27 de enero de 2018)

 

 

Compartir

Dejar respuesta