Acuerdo entre Cidegas y Smata: reincorporan al despedido y dejan de lado las suspensiones

0
952

(Jun/15) Ambas partes consensuaron una salida donde “prevalecía la responsabilidad social de los actores” valoró Juan Sánchez, delegado de la cartera laboral. El gremio colaborará para achicar el costo laboral, por eso “se suspenden horas extra y los premios por productividad”. Hubo una audiencia en la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo.

“Por suerte se llegó a un acuerdo que entra en vigencia a partir de la primera hora de mañana (por hoy)”, adelantó ayer Juan Sánchez, delegado regional del Ministerio de Trabajo, en relación con el conflicto desatado en la empresa Cidegas a comienzos de junio por el despido de un empleado y el anuncio de suspensiones para los 60 empleados. Si bien había dictado la conciliación obligatoria por 15 días hábiles, que vencía el 6 de julio, el funcionario confirmó que esa medida fue levantada ayer luego de firmado un entendimiento entre las partes, mientras reveló que fue reincorporado el empleado suspendido y se dejaron sin efecto las suspensiones previstas. Daniel González, titular de Smata (Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina) en Olavarría, detalló que “en estos 15 días se comenzaron a analizar alternativas que antes directamente ni siquiera se hablaban”. Así, “accedimos a hacer un plan para ver de qué manera se bajaba un poco el costo laboral y ver de qué manera podemos colaborar”. El gremialista manifestó que se desarrollaron “varias reuniones, la semana pasada nos reunimos para tratar de ajustar eso” y a partir de un principio de acuerdo se accedió a que “no va a haber horas nocturnas, no habrá más horas extra los fines de semana, más teniendo en cuenta que no hay una demanda que justifique trabajar horas extra”.

De todas formas, todavía faltaba rubricar el acuerdo, aclaró González el lunes último: “Se ha atemperado la situación. El acuerdo por ahora es todo verbal, escrito no hay nada. En las primeras reuniones nadie quería aflojar, pero ahora empezó a haber un diálogo más maduro. Se empezó a evaluar que había familias en juego”, enfatizó. Justamente ese aspecto de las negociaciones fue puesto de relieve ayer por Sánchez, quien expuso la existencia de “varias negociaciones en el medio en los últimos días, donde se intentó acercar un poco las posiciones y al final con un poco de buena voluntad de las partes se llegó a un acuerdo y se puso un plan donde ambos cedían en algo, pero prevalecía la responsabilidad social de los actores: se reincorporó al trabajador suspendido y se dejaron sin efecto las suspensiones”.SMATA-CIDEGAS9

Con ese criterio, “también se llegó a un acuerdo para que la empresa retirara el programa preventivo de crisis que había presentado la empresa en el Ministerio de Trabajo y se acordó un plan por 60 días de restricciones en el aumento de las ganancias de los trabajadores”. “Una mala gestión” Claudio Molina, delegado gremial de Smata en Cidegas, sostuvo que existían cuestiones ajenas a la relación laboral que incidían para el despido y las suspensiones.

“Más allá de la crisis, hemos pedido que la empresa esclarezca su situación real; sabíamos que detrás de esto había algo y podemos dar certeza de algo que veníamos viendo de antes, que la empresa se encuentra en un problema societario”. “Hay tres socios: el 90 por ciento está en manos de capitales extranjeros de origen checo, y el 10 por ciento está repartido entre dos socios locales, hay una problemática de fondo entre ellos y por el motivo de una mala gestión fueron desvinculados de la empresa. Esta es la causa, una mala gestión, porque somos conscientes que si durante nueve años funcionó la empresa ni nunca hizo una presentación de crisis hasta el momento”.

Sin embargo, “hoy la empresa por la demanda comercial necesita hacer una reestructuración obligada, eso es real y lo vemos, pero sabemos que la empresa podría poner un pulmón, sobrellevar la situación y aguantar a los trabajadores”, evaluó. La caída de la demanda a raíz de la crisis fue abrupta, en virtud de que “tenemos una estructura para fabricar entre 3.900 y 4.000 cilindros mensuales pero hoy se están vendiendo entre 1.500 y 2.000, por eso querían reducir el personal a la mitad”.

Los trabajadores y dirigentes de Smata reclamaron en Cidegas.
Los trabajadores y dirigentes de Smata reclamaron en Cidegas.

En la actualidad “se venían realizando turnos rotativos donde se contemplan horas extra al 50 por ciento, al 100 por ciento, nocturnas y francos compensatorios”. Pero para posibilitar la reincorporación del trabajador despedido y normalizar la situación, “como salida Smata quiere colaborar para destrabar el conflicto: hacemos una propuesta de centralizar un solo turno, de 6 a 13 o de 13 a 22, para evitar trabajar de noche y que no cobren las multas por horario pico de tensión y de gas”, señaló el dirigente gremial.

Otro aspecto contemplado en el acuerdo es que “se suspenden horas extra y los premios por productividad. Se van a realizar las 45 horas de lunes a viernes; no se va a trabajar más sábados y domingos”. En resumen, Molina expuso que “se consensuó con la empresa ceder un poco con la condición que la empresa no realice suspensiones ni despidos. Por eso vamos a firmar un acuerdo por 60 días, hasta fines de agosto, y fijar un cuarto intermedio para llevar la situación adelante”.

El delegado recordó que en las primeras reuniones las posturas eran extremas y cada parte no se movía de sus argumentos, aunque “siempre repudiamos las sanciones y los despidos porque las sanciones fueron verbales, por mensaje de texto o por mail; una situación totalmente desprolija administrativamente y sin agotar las instancias legales para dicha sanción”.

Además, en busca de insuflar algo de oxígeno a la alicaída producción se aportarían los contactos de Smata para aportar más trabajo. “Hemos presentado un proyecto para buscarle otra salida a la empresa, que no sea sólo fábrica de tubos de GNC, y con la estructura gremial a nivel nacional conseguir es os trabajos, para que esto salga adelante y tener otra alternativa cuando ocurren estas cosas”, finalizó.

(Nota publicada el 1 de julio de 2015 en Diario EL POPULAR)

Compartir

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.